Páginas vistas en total

martes, 15 de enero de 2013

CORRESPONDENCIA CON MÉXICO


Durante el curso 2011/2012, los alumnos y alumnas de sexto del colegio Blanco de Cela llevaron a cabo un intercambio de correspondencia con otros chicos y chicas de su misma edad de un colegio de México D. F. llamado “Escuela Paidós”.

A lo largo de ese año enviaron y recibieron decenas de cartas, escribiéndose sobre quiénes eran, qué hacían, sus mejores amigos, anécdotas sobre sus pueblos o ciudades e infinidad de cosas más. También intercambiaron videos hablando sobre las fiestas, trajes típicos de sus respectivas localidades, aquello que más les gustaba o aquello que más odiaban....

Según nuestros antiguos compañeros y compañeras nos han contado, lo vivieron como una experiencia tremendamente enriquecedora. Durante todo el curso se han sentido muy motivados; gracias a esto han conseguido saber un poco más sobre ese bonito país y también han podido compartir opiniones con esos chicos y chicas a quienes definen como unas personas excelentes, muy extrovertidas y con quienes resulta muy fácil mantener un trato coloquial.

Todos expresaron su deseo de continuar manteniendo el contacto y de que, desde el colegio, se repitiera la actividad con nuevos compañeros y compañeras.

Dado lo positivo de los resultados, este curso se ha decidido ampliar la experiencia a todo el alumnado del tercer ciclo. Y aquí es donde entramos nosotros..... tan ilusionados como nuestros antiguos compañeros y compañeras.

Entre las muchas cosas que ya hemos descubierto durante este año, destaca la diferente forma de celebrar el día 1 de noviembre en determinadas regiones mexicanas; día de Todos los Santos para nosotros, para ellos el día de Muertos.


  "EL DÍA DE MUERTOS"

Para los antiguos mexicanos, la muerte no era el final del camino, sino un paso hacia otro tipo de vida. Los dioses de la muerte eran Mictlantecuhtli y su compañera Mictecacíhuatl quienes reinaban en el Mictlán o “Lugar de los muertos”. Este lugar se encontraba bajo tierra y ahí era donde se dirigían al final de su vida.
Para honrar a los antepasados se colocaban ofrendas en lugares especiales dedicadas a las almas de los muertos. Toda esta ceremonia se hacía de forma colectiva, en un lugar público y donde todos participaban en la construcción del altar  cooperando con alimentos y bebidas.
Esta costumbre aún se practica en algunas zonas el país, e incluso en determinados lugares se ha revivido como un atractivo turístico.
LA MUERTE CATRINA SEGÚN JOSÉ POSADA



Nuestros compañeros y compañeras nos han explicado cómo ellos también montan la ofrenda en su aula al objeto de conocer y rememorar la cultura y las tradiciones de sus antepasados. También tuvieron la deferencia de enviarnos videos explicativos y el material necesario para que lo viéramos y, si nos gustaba, pudiésemos  preparar nuestra propia ofrenda.
                                                                                                                                                  ALUMNAS Y ALUMNOS DE 5º E. P.

2 comentarios:

  1. Felicidades por participar en esta bonita expereincia.

    Pilar

    ResponderEliminar
  2. Estamos muy satisfechos con los resultados. México ya es un poco nuestro.

    ResponderEliminar